Live slow

“En la vida hay algo mas importante que incrementar la velocidad” Gandhi

Nos empeñamos en ofrecer mas y mas cosas porque creemos que así vamos a llegar a mas gente pero ¿y si solo hiciéramos una cosa pero fuéramos los mejores? ¿y si dedicando nuestro tiempo a mejorar y mejorar consiguiéramos perfeccionar nuestro trabajo?

El movimiento slow se ha convertido en una forma de vida, es un movimiento imparable desde 1990 cuando un grupo de americanos empezaron a darse cuenta de que no es tan importante vivir mas si no ser feliz.

images-24

No se trata de hacer las cosas mas despacio si no dedicarles el tiempo justo, ni mas ni menos.

No hay que ser siempre el mejor o el más rápido también hay que disfrutar de la vida ya que sólo tenemos una oportunidad para vivirla

Cuando investigaba un poco mas sobre este tema leí un libro de Carl Honore “Elogio de la lentitud”. El autor profundiza en las raíces de este movimiento que se presenta en aspectos muy diferentes de nuestra vida.

9788478715282

El slow food comenzó en Italia como contrapunto a los restaurantes de comida rápida como Mc Donalds. El movimiento propugna un cambio de mentalidad hacia valores más tradicionales resaltando la calidad de los alimentos cultivados en la huerta sin acelerante.
La calidad de la comida es mucho mayor cuanto mayor sean sus ingredientes. Los restaurantes con el sello Slow food solo sirven alimentos cultivados bajo esta filosofía.

Logo-Slow-Food

El slow marketing surge en un momento en que el se avasallaba al consumidor para que comprase todo lo que la empresa producía, las empresas comenzaron a darse cuenta de que no era tan importante vender rápidamente todo si no satisfacer las necesidades primarias de los consumidores. Se comenzó una nueva etapa donde el consumidor es lo importante y las experiencias vividas con la empresa el objetivo para tener clientes satisfechos.

 

Hace tiempo hablando con una pequeña empresa en busca de soluciones para sobrevivir a la crisis comentábamos que ahora todas las empresas compiten en precios para intentar llegar a todas las familias. No hay que olvidarse que la fijación de precios es una estrategia de captación pero no de fidelización.

¿Qué mejor forma de conseguir que un cliente vuelva que ofrecerle una experiencia en cada visita? Experiencias, sensaciones y buenos momentos harán que vuelvan. Ikea capta a los clientes por sus precios pero crea situaciones diferentes para los consumidores, su tienda es una experiencia en si misma y el montaje de sus propios muebles también supone un aprendizaje para los consumidores.

 

 

Deja un comentario