Street marketing

Las empresas llegan a nosotros de mil formas diferentes. Mis preferidas son las que se cuelan en nuestras vidas y nos sacan una pequeña sonrisa.

Cuando descubrí el marketing de guerrilla comenzó mi pasión por el marketing. Su fuerza, creatividad y pegada me fascinaron.

El éxito de este tipo de acciones reside en el posicionamiento. Pero ¿cómo?

Las marcas se cuelan en nuestro día a día, calladas sin molestar y casi sin llamar a la puerta. Captan nuestra atención dando además una visión muy divertida a sus productos. Una de las primeras imágenes que vi fue la de los relojes en los autobuses. Los pasajeros se agarran y cuando se dan cuenta tienen un reloj en su mano. Lo ven y lo llevan por unos instantes.

marketing-guerrilla

 

Cuando veo estas acciones pienso en donde nos lleva la marca. Como cuando delante de un cuadro de arte moderno, busco dentro de mi lo que me inspira. Ya Vincent Van Gogh en 1889 pinto este cuadro donde miles de rayas de colores y manchas confluyen en una maravillosa noche estrellada. Me encanta el arte moderno por su versatilidad, mires lo que mires cada uno le da su toque, su detalle y así miles de historias nacen de un mismo cuadro.

vangoghnocheestrelladayg3

El marketing de guerrilla es algo similar. Kit kat, por ejemplo nos invita a tomarnos un respiro en un banco con maderas similares a las barritas de chocolate.

marketing-de-guerrilla-restaurantes1

Que cada uno elija cual es su momento y donde le gustaría estar durante ese “kit kat”.

 

Creo que este tipo de marketing es el mas soñador. Sueñan sus creadores imaginando sus marcas de las formas y en los lugares mas insospechados y sueñan los transeúntes dejando su imaginación fluir mientras observan estas pequeñas obras.

Os dejo con una pequeña muestra de algunas imágenes de marketing de guerrilla que me han llamado la atención y os invito a soñar con ellas.

 

ikea papel donuts don limpio infojobs asiento bus jeep mc donalds